El Gobierno Nacional envió un borrador por vía de correo electrónico a los ministerios de finanzas provinciales, con los puntos que contendrán un nuevo Consenso Fiscal, como paso previo a la presentación del proyecto de Presupuesto 2019, que ingresará a la Cámara de Diputados el próximo lunes.

Entre esos puntos, el más sensible para el sector, establece la derogación de las exenciones a “las actividades de ahorro y crédito y/o financieras, o de seguros y/o reaseguros de entidades cooperativas y mutuales”.

El documento de cinco páginas -al que tuvo acceso Prensa Con Opinión– determina además, el pago de ganancias para funcionarios de la administración pública nacional, provincial y municipal, sin mencionar a miembros del Poder Judicial. También el Ejecutivo Nacional ofrece una transferencia de fondos de la ANSES para paliar el déficit de las cajas de jubilación de las provincias.

De este modo, se pretende que la reducción de cien mil millones de pesos, quede amortiguada por la redistribución de ganancias, con esta nueva ampliación de la base tributaria. El Gobierno Nacional aspira a que con estas pautas, los gobernadores instruyan a sus legisladores para que den su voto favorable al Presupuesto del año próximo, y le aseguren un pacto de gobernabilidad.

La oferta que hace el Ejecutivo a los gobernadores, tiene sabor a poco y seguramente estará siendo considerada cuidadosamente por los gobiernos locales. Si la aplicación del gravamen a mutuales y cooperativas se incluye en el Presupuesto, su vigencia corre a partir de 2019. Las entidades deben esperar al cierre de sus ejercicios para determinar sobre qué monto se va a deducir el tributo; y el pago de ganancias opera su vencimiento en la segunda mitad del mes de mayo de cada año. Por lo tanto, el eventual pago de ganancias por parte de las organizaciones, empezaría a efectivizarse en el año 2020. Es decir, las provincias deben ajustar ahora, pero la coparticipación por la nueva recaudación se recibiría un año y medio después.

Lo concreto es que desde la Casa Rosada, necesitan este nuevo Consenso Fiscal con las provincias, apenas diez meses después de haber acordado el anterior. De todos modos, aún con la anuencia de los gobernadores, se espera un intenso debate cuando el proyecto de Presupuesto sea tratado en sesión de Diputados.

 

 

1 COMENTARIO

ESCRIBANOS UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor ingrese su nombre acá